Los tipos de pintura más comunes y recomendaciones sobre dónde usarlos.

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Uncategorized

¿Fuiste a la Pintulac, viste todos los tipos de pintura, colores, etc. y te sentiste abrumado? ¡Que no te vuelva a pasar! Es verdad que hay una extensa variedad de pinturas disponibles, pero te vamos a explicar las más importantes para que la próxima vez pintar un cuarto no sea tan complicado.

Toda pintura es, en esencia, una mezcla de un sellador y un pigmento. Existen dos tipos de pinturas principales: pintura a base de agua y pintura a base de aceite. La pintura a base de agua es la más común y la ventaja principal es la facilidad en su limpieza. Se remueve tranquilamente con agua y jabón. El tiempo de secado es menos que con la pintura a base de aceite, pero su durabilidad es inferior. La pintura a base de aceite da un acabado más liso y uniforme, sin embargo, requiere de químicos, como tiñer, para removerlo. La pintura a base de aceite es ideal para superficies expuestas a maltrato como pisos, puertas o muebles. Para paredes y techos la pintura a base de agua es una excelente opción.

A continuación te dejamos varios tipos de pintura y acabados con recomendaciones sobre donde usarlos

  1. Pintura plástica: Esta pintura es sumamente fácil de limpiar, solo se necesita un poco de agua y jabón y se puede remover cualquier mancha. Tiene poco olor y su tiempo de secado es poco por lo que es una opción frecuentemente escogida para interiores. No te recomendamos utilizarlo en áreas húmedas ya que se pueden crear ampollas en la superficie.
    Foto de Fondo creado por rawpixel.com – www.freepik.es
  2. Pintura acrílica: Se utiliza tanto en interiores como en exteriores. Esta pintura es altamente recomendada para lugares húmedos por su resistencia al agua, al moho y a la humedad. Es resistente también a los rayos UV. Se caracteriza por u durabilidad y fuerte adhesión. El olor que desprende es más fuerte que la pintura plástica por lo que no es la más recomendada para interiores.
  3. Esmalte sintético: Este acabado conserva bien su brillo tanto en interiores como exteriores. Puede tener aspecto mate, satinado o brillante. El esmalte sintético se utiliza comúnmente en superficies de metal y de madera.
  4. Acabado mate: Esta pintura se utiliza comúnmente en las paredes. Se caracterizan por su habilidad de disimular imperfecciones. Sin embargo, se pueden manchar con facilidad. Pero nada que un trapo con jabón no pueda solucionar.
  5. Acabado satinado: Al igual que el acabado mate, si se ensucia no es muy complicado limpiarlo. Sin embargo, imperfecciones al momento de pintar son más notorias que en el mate. La pintura satinada refleja la luz sutilmente por lo que se recomienda colocarla en zonas con poca iluminación.
    Foto de Fondo creado por freepik – www.freepik.es
  6. Pinturas ecológicas: La pintura ecológica es fabricada con productos de origen vegetal y con baja cantidad de químicos en su composición. Esta pintura reduce la emisión de residuos nocivos para el medio ambiente tanto en su fabricación como en su aplicación. Casi no desprenden olor y son muy resistentes.

Finalmente, solo te queda escoger el color que deseas pintar. ¡Suerte con tu próximo proyecto de redecoración!