5 problemas comunes de plomería y cómo resolverlos.

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Uncategorized

Si eres como yo y estas totalmente perdido cuando se trata de plomería, este post te ayudará a identificar ciertos problemas comunes que suceden y que no son demasiado complicados de arreglar.

  1. Cañerías de lavabo tapadas

Este es uno de los problemas más comunes en la plomería. Esto se debe por una restricción en el paso del agua debido a la acumulación de comida o cabello u otras sustancias. Puedes evitar este problema teniendo cuidado con lo que botas por el desagüe.  Procura no botar líquidos como aceite por el lavabo. Este problema no es muy complejo de solucionar, con un  líquido limpiador de tuberías tendrás a tu lavabo funcionando como nuevo en poco tiempo.

Sin embargo, te sugerimos no utilizar esta solución de manera seguida, ya que los químicos del líquido pueden causar daño al caño si se utiliza muy seguido.

De www.freepik.es por mrsiraphol
  1. Fuga de agua en el inodoro

Este es otro problema común, sumamente molestoso, que puede salir caro y genera un gran desperdicio de agua. Un inodoro con fuga de agua puede llegar a desperdiciar hasta 200 galones de agua al día. Hay dos razones principales por las cuales se puede dar este problema: el mecanismo de entrada del agua está dañado o la descarga esta estropeada. Retira la tapa superior del inodoro para verificar cuál es. Si el agua está por encima de la descarga el mecanismo de entrada de agua no está funcionando. No está sellando bien y permite más agua, superando el nivel de seguridad de la descarga. La mejor opción en este caso es cambiar todo el mecanismo de entrada de agua. ¡No olvides cerrar la llave de paso cuando lo hagas!

Si el agua está por debajo de la descarga, es ésta la que está dañada. En este caso, igual, lo más recomendable es reemplazarla con una nueva.

  1. Baja presión de agua

Esto es un dolor de cabeza al momento de ducharse. Una de las causas puede ser por la acumulación de minerales o cal en la cabeza de la ducha. Si este es el caso, puedes zafar la cabeza de la ducha y limpiar los residuos que estén impidiendo el paso del agua. Te recomendamos que limpies la cabeza de la ducha con vinagre. Y si ya está muy deteriorada, puede ser buena idea cambiarla por completo.

Si este no es la causa de este problema, posiblemente se deba a una rotura en las tuberías. Esto es más serio y más costoso, si es tu caso te recomendamos lo arregles lo más pronto posible.

De www.freepik.es por rawpixel
  1. Grifos que gotean

Tener un molestoso grifo que gotea agua es algo que a todos nos ha pasado. Este problema resulta en un costo económico para nosotros y también un innecesario desperdicio de agua. Hay varias razones por las que esto sucede. Generalmente, se debe a piezas del grifo que están desgastadas o corroídas. Piezas como la válvula que conecta el grifo con el mecanismo compresor del caño pueden acumular sedimento de agua que puede desgastarla y causar el goteo. La mejor solucion en este caso es cambiar la pieza. No resulta muy costoso ni muy difícil hacerlo. Una causa más compleja puede ser por un caño roto. 

  1. Cañerías de la ducha tapadas.

Similar a las cañerías de los lavabos, éstas también se pueden tapar en la ducha por acumulación de cabello y jabón. Usar bicarbonato con vinagre es una buena alternativa para destapar el caño de la ducha. Si está demasiado tapado, una buena solución es utilizar el destapacaños para retirar lo que está causando la restricción del flujo de agua. Agrega un poco de vaselina en el borde del destapacaños, esto ayudará a que se pegue más. Llena la ducha de suficiente agua para cubrir la cabeza del destapacaños y empuja con mucha fuerza repetidas veces.

Si tienes alguno de estos problemas, posiblemente con la ayuda de YouTube, las herramientas correctas y un poco de paciencia, ¡lo puedes resolver tú mismo!